Es propiedad del autor. Todos los derechos reservados.

Safe Creative #1306230877412

Parroquia de Casariche-Inventario del año 1885

Gracias a la colaboración de mi compañera Mª Teresa Ruiz, Vocal de la ASCIL (Asociación Provincial Sevillana de Cronistas e Investigadores Locales), podemos leer en este blog el texto integro del apartado número 3 de su artículo: CASARICHE. (Páginas 362-364).

Debido a algún tipo de error, las referencias o notas a pie de página fueron omitidas en el artículo publicado en "ACTAS - VIII JORNADAS DE HISTORIA SOBRE LA PROVINCIA DE SEVILLA - La Sierra Sur entre los siglos XIX y XX - ASCIL". Herrera - Lora de Estepa - La Roda de Andalucía- Estepa - 25 y 26 de marzo de 2011.

Espero que disfruten con su lectura:



"INVENTARIOS PARA LA HISTORIA DEL ARTE DE LA COMARCA DE ESTEPA EN LOS SIGLOS XIX Y XX


Por María Teresa Ruiz Barrera
3. CASARICHE

La parroquia de Nuestra Señora de la Encarnación posee planta de cruz latina y una única nave construida con mampuesto revocado y capillas, de pocas dimensiones, situadas entre los contrafuertes interiores. Una bóveda de medio cañón con arcos fajones y lunetos cubre la nave y media naranja sobre pechinas el crucero. La adintelada portada se sitúa a los pies y la moderna espadaña sobre el muro de la Epístola[1].

El inventario de 1885 menciona en el altar mayor a la patrona de la localidad, Nuestra Señora de la Encarnación, imagen de talla erguida sobre una peana con cuatro ángeles. Se la revestía. Se hallaba flanqueada por otras dos tallas en madera efigiando a santa Lucía y al Niño del Dulce Nombre[2].
El siguiente retablo se dedicaba a Nuestra Señora del Rosario, y allí se ubicaba el sagrario. Otros altares eran los de san Juan Evangelista, el de san Francisco de Asís ― imagen de talla que se denominaba «hermosa»―[3].

El de la Santa Cruz, asimismo hermosa, realizada en madera dorada con espejuelos, lo que sitúa su ejecución en la época rococó[4]. Otro cerrado con cristales, que acogía la imagen de vestir de Nuestra Señora de los Dolores, calificada como de «hermosa». A sus pies yacía una imagen de Cristo ― talla de tamaño natural ― que servía para el descendimiento[5].

El siguiente era el del Sagrario poseía un hermoso retablo con camarín, presidido por una talla de la Virgen del Rosario dispuesta sobre peana dorada. Se adornaba con imágenes de talla pequeñas representando a santo Domingo y a san José. Un aparato de hierro servía para el alumbrado. Sacras, atril de metal, dos candeleros medianos y un Cristo de metal grande junto con unos floreros pequeños enriquecían el altar[6].

La capilla de Nuestra Señora del Carmen poseía un hermoso retablo a decir del cura, presidido por una bella imagen, de talla, de tamaño natural, y otro de relieve en la parte superior con ángeles. El nicho central poseía una puerta de cristal. Sacras, atril, dos candeleros y un crucifijo de metal junto con lienzos del Sagrado Corazón y de la Virgen del Carmen entre otros y más pequeños terminaban el adorno del retablo junto con una lámpara de metal[7].

La capilla de Jesús constaba de un retablo y una «buena efigie» de Nuestro Padre Jesús Nazareno con la cruz a cuestas, de candelero y acompañado por cuatro ángeles. La puerta de cera de cristal y poseía una lámpara de metal[8].

La advocada del Sagrado Corazón poseía un buen retablo cerrado con cristalera, e imágenes de san Antonio y san Expedito y una verja de hierro, calificada de hermosa[9].

La última era la de san Juan Evangelista, también con retablo. Los pasos citados correspondían a la Virgen del Carmen, a la Virgen del Rosario, a san José, a san Antonio, a la Santa Cruz, a la Virgen de la Encarnación. Un crucifijo se hallaba sobre el púlpito y otro se disponía en la sacristía[10].

Los lienzos citados son uno de las Benditas Ánimas que se disponía sobre un altar y también una cruz dorada tallada y otro dispuesto a la entrada del templo, representando el momento en que Jesús expulsó a los mercaderes del templo[11]. El almacén guardaban los pasos de la Virgen del Carmen, de la Virgen del Rosario, de san José, de san Antonio, de la Santa Cruz y de la Encarnación[12].

El 21 de julio de 1936 el saqueo de la Iglesia produjo el feroz destrozo de las imágenes veneradas. Fueron destruidas las de Nuestra Señora de la Encarnación, san José, san Juan Bautista, Nuestra Señora de los Dolores, Santiago, Corazón de Jesús, Inmaculada, san Blas, Virgen del Rosario, Niño Jesús, santa Lucía, Virgen del Carmen y una Santa Cruz[13]. Algunas de estas fueron reemplazadas por tallas modernas[14], entre ellas un Sagrado Corazón, realizada por Antonio Castillo Lastrucci entre 1936 y 1937[15], y la dolorosa de la hermandad de Jesús Cautivo, obra asimismo del imaginero sevillano tallada en 1937[16].

El retablo mayor procede de la Victoria de Estepa y es de mediados del siglo XVIII[17], con un crucificado del siglo XVI y en el camarín, la imagen mariana titular, de vestir, obra de Castillo Lastrucci[18], fechada entre 1936 y 1937[19].

Los profesores Hernández Díaz, Sancho Corbacho y Collantes de Terán resaltan el valor artístico del camarín del retablo que albergaba a san Bernardo, fechándolo en el segundo tercio del XVIII[20]. Se salvaron la de Jesús Nazareno y la cabeza de san Francisco de Asís[21]. Nuestro Padre Jesús Nazareno posee rasgos granadinos y es de autor anónimo adscrito al siglo XVII[22].

En el inventario se citan también las imágenes y enseres de la antigua ermita de san Antonio. El edificio es de una nave con bóvedas endoladas y cúpula en el presbiterio. Los arcos poseen decoración del segundo tercio de la centuria dieciochesca[23]. En dos retablos se veneraban a san Blas y a santa Rita. En el centro de la nave se ubicaban dos nichos que contenían las imágenes de san José y san Francisco de Asís. Finalmente se cita un lienzo representando al titular de la ermita[24]. Ésta fue saqueada en 1936[25].

RUIZ BARRERA, M.ª Teresa, “Inventarios para la Historia del Arte de la comarca de Estepa en los siglos XIX y XX” en VIII Jornadas de Historia sobre la provincia de Sevilla. La Sierra Sur entre los siglos XIX y XX, Sevilla, 2011, pp. 357 - 365.





[1] HERNÁNDEZ DÍAZ, José, Antonio SANCHO CORBACHO y Francisco COLLANTES DE TERÁN: Catálogo arqueológico y artístico de la provincia de Sevilla. Sevilla, 1939, t. II, p. 284. MORALES MARTÍNEZ A. J. et alii: Inventario artístico de Sevilla y su provincia, Madrid, 1982, t. I, p. 345. MORALES MARTÍNEZ A. J. et alii: Guía artística de Sevilla y su provincia, Sevilla, 2004, t. II, p. 447.

[2] A.G.A.S. Administración general. Inventarios. Leg. 14573 B Casariche. 1884. La mayordoma en 1884 era doña Dolores Gómez Muñoz y como tal conservaba la ropa y alhajas de la Virgen. Medían 1,50 m. La mayordoma de este altar que lo cuida de todos y conserva las alhajas de la Virgen es doña Cecilia Bosano, desde sus antepasados.

[3] A.G.A.S. Administración general. Inventarios. Leg. 14573 B Ms. cit., Poseía el altar cuatro candeleros y un crucifijo de metal, que medían una vara de altura como los del altar mayor, también sacras, atril y mantelería. Todo en poder de su mayordoma, a la sazón doña Josefa López Marín.

[4] A.G.A.S. Administración general. Inventarios. Leg. 14573 B Ms. cit., Se adornaba con dos candeleros y cruz de metal. Lo conservaba su hermano mayor don Francisco Cabrera Marín, “Chaparrillos”.

[5] A.G.A.S. Administración general. Inventarios. Leg. 14573 B Ms. cit., Completaba el adorno del altar lámpara de metal, sacra, cuatro candeleros.

[6] Ibidem.

[7] A.G.A.S. Administración general. Inventarios. Leg. 14573 B Ms. cit., Las alhajas manteles y demás a cargo y en poder de su mayordoma doña Patrocinio Soria Romero.

[8] Ibidem.

[9] A.G.A.S. Administración general. Inventarios. Leg. 14573 B Ms. cit., La mayordoma doña Josefa López Marín guardaba y mantenía la lámpara niquelada, cuatro hermosos candelabros de madera, altar con sacras, candeleros, atril y crucifijo de metal, entre otros utensilios del altar.

[10] A.G.A.S. Administración general. Inventarios. Leg. 14573 B. Ms. cit.,

[11] A.G.A.S. Administración general. Inventarios. Leg. 14567. Casariche (4) 1885. <Inventario de la Parroquia de Casariche>.

[12] A.G.A.S. Administración general. Inventarios. Leg. 14573 B Ms. cit.,

[13] HERNÁNDEZ DÍAZ, J. y A. SANCHO CORBACHO: Op. cit., t. I, pp. 76-77.

[14] MORALES MARTÍNEZ A. J. et alii: Inventario artístico…Op. cit., t. I, p. 345.

[15] GONZÁLEZ GÓMEZ, Juan Miguel y Jesús ROJAS-MARCOS GONZÁLEZ: Antonio Castillo Lastrucci, Sevilla, 2009, t. II, p. 65. Él mismo la restauró en 1953, p. 384.

[16] Ibidem, t. II, p. 67.

[17] HERNÁNDEZ DÍAZ, J., A. SANCHO CORBACHO y F. COLLANTES DE TERÁN: Op. cit. t. I, p. 203. MORALES MARTÍNEZ A. J. et alii: Inventario artístico…Op. cit., t. I, pp. 345-346. MORALES MARTÍNEZ A. J. et alii: Guía artística…Op. cit., t. II, p. 449.

[18] MORALES MARTÍNEZ A. J. et alii: Inventario artístico…Op. cit., t. I, p. 346. MORALES MARTÍNEZ A. J. et alii: Guía artística…Op. cit., t. II, p. 449.

[19] GONZÁLEZ GÓMEZ, Juan Miguel y Jesús ROJAS-MARCOS GONZÁLEZ: Antonio Castillo Lastrucci, Sevilla, 2009, t. II, p. 64.

[20] HERNÁNDEZ DÍAZ, J., A. SANCHO CORBACHO y F. COLLANTES DE TERÁN: Op. cit., t. II, p. 284. MORALES MARTÍNEZ A. J. et alii: Inventario artístico…Op. cit., t. I, p. 345. MORALES MARTÍNEZ A. J. et alii: Guía artística…Op. cit., t. II, p. 449.

[21] HERNÁNDEZ DÍAZ, J. y A. SANCHO CORBACHO: Op. cit., t. I, pp. 76-77.

[22] GARCÍA MARTÍNEZ, Antonio Claret y Manuel Jesús GARCÍA MARTÍNEZ: “Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Santísima de la Esperanza”, en Nazarenos de Sevilla, Sevilla, 1997, t. II, p. 142. La Virgen fue encargada en 1993 a Juan Ventura y bendecida en al año siguiente, pp. 144.142.

[23] HERNÁNDEZ DÍAZ, J., A. SANCHO CORBACHO y F. COLLANTES DE TERÁN: Op. cit., t. II, p. 284.

[24] A.G.A.S. Administración general. Inventarios. Leg. 14573 B. Ms. cit.,

[25] HERNÁNDEZ DÍAZ, J., A. SANCHO CORBACHO y F. COLLANTES DE TERÁN: Op. cit., t. II, p. 284."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada